viernes, 6 de octubre de 2017

17 jugadores a seguir en el Mundial Sub17

Hoy arranca la XVII edición de la Copa del Mundo Sub17, que se celebra entre el 6 y el 28 de octubre de 2017 en India. Por eso, destacamos los 17 jugadores que mejor carta de presentación llevan al torneo, que deberían ser un valor activo fijo en la cita y por los que, seguro, más de un equipo preguntará cuando acabe el torneo. Vinicius JR, recientemente fichado por el Real Madrid por 45 millones al Flamengo, encabezaba esta lista hasta que el club blanco y el Flamengo han decidido no ceder al jugador para la cita.

Jann-Fiete Arp (Alemania): La estrella juvenil de la Mannschaft. Es delantero centro del Hamburgo y ya ha llegado a jugar con el primer equipo, convirtiéndose en el primer jugador nacido en el Siglo XXI en debutar en la Budesliga. Su corpulencia (roza el 1'90m) y su físico superdesarrollado es un arma que juega en su favor en estas categorías. Va a más de un gol por partido en esta categoría (14 en 13) y cerró la Eurocopa Sub17 siendo el segundo máximo anotador. Arp es un delantero nato de área, siempre bien colocado, con buen remate al primer toque y buen juego de pies. Un delantero moderno. Llega a la cita algo tocado, tras sufrir un esguince de ligamento en las últimas semanas.

Sancho, con Inglaterra / Filipe Farinha/Getty Images
Jadon Sancho (Inglaterra): Probablemente el jugador con más talento de todo el torneo. Sancho, recién fichado por el Borussia Dortmund es un extremo habilidoso, regateador, que no tiene demasiada oposición jugando con chicos de su edad. Es el líder de una Inglaterra que se presenta como gran favorita al título tras el verano magnífico que han cosechado todas sus categorías inferiores. Sancho fue el mejor jugador de la Eurocopa Sub17, que se le escapó a Inglaterra en el último suspiro, y ha empezado la temporada rayando a gran nivel en la Youth League.

Lewis Gibson (Inglaterra): Su situación supuso un polvorín en verano. Sin contrato profesional con el Newcastle al tener aún 16 años, el Everton se hizo con sus servicios pagando una compensación de casi 2 millones de euros. Gibson es lateral izquierdo y era la mejor perla que tenía el Newcastle en su cantera. A veces juega también como central y es posible que sea ahí donde dispute el Mundial.

Phil Foden (Inglaterra): El ojito derecho de Guardiola, que ya hizo la pretemporada con el Manchester City y que, a poco que desarrolle algo de músculo empezará a jugar con el primer equipo de los citizens, conociendo a Pep. Foden es un mediocentro creador de juego, de los que gustan de la posesión y hace buenos a sus compañeros. Forma junto con Sancho una asociación terrible que hace de los pross el equipo a temer.

Abel Ruiz (España): Es la gran baza de España, que vuelve al torneo tras tres ediciones sin jugarlo. En las últimas tres que sí jugó, eso sí, subió al podio. España, que viene de ganar el Europeo de la categoría, se cimentará en la calidad del jugador del Barcelona, que llega al torneo entre algodones. Ruiz es un delantero que destaca por su clase y por su juego de pies, además de por su capacidad de liderazgo. Sumó 16 goles entre la Fase de Clasificación y la Fase Final, empatando con el portugués José Gomes como máximo goleador de una edición. Es uno de los cinco jugadores con más talento del torneo y con él, España aspira a todo. A conquistar un torneo que, junto la Copa Confederaciones, es el único que no está en las vitrinas.
Abel Ruiz, con España / UEFA

Eric Ayiah (Ghana): El poderío africano en estas categorías se pone de manifiesto cuando uno ve que, tras 17 ediciones, Nigeria ha ganado cinco (tres veces subcampeón) y Ghana se ha hecho con dos títulos, quedando tres veces segunda. Por eso, estos chicos, que desarrollan antes un físico prodigioso para sus edades, son siempre una baza a tener en cuenta. En Ghana está Eric Ayiah, el delantero que trae de cabeza al Oporto de Pinto da Costa, que intentó de todas las maneras posibles su fichaje el verano pasado. Ayiah es la punta de lanza y el capitán de una selección que siempre hay que tener en cuenta y radica su fútbol en la potencia, la fuerza y la velocidad.


Jairo Torres (México): Formado como delantero centro, desde hace un par de años Jairo Torres se desempeña como centrocampista llegador. No ha perdido ni un ápice de su olfato, lo que le hace ser una gran baza desde la medular. Jairo Torres es el primer jugador del Siglo XXI en debutar en la Liga Mexicana y, pese a la falta de experiencia y de desarrollo físico, ya ha demostrado tener grandes cualidades para ser un mediocentro box to box. Sin duda el motor del Tri.


Sargent, con USA / RODRIGO ARANGUA/AFP/Getty Images
Josh Sargent (USA): Que el soccer ha mejorado sobremanera en Estados Unidos se demuestra cuando aparecen jugadores como Pulisic. Igual que él, pero unos años menor, la figura de Sargent ha impactado el fútbol norteamericano. Sargent es un delantero corpulento que maneja prácticamente todos los registros tanto dentro como fuera del área. Su evolución es tal que ya disputó el pasado Mundial Sub20, pese a tener tres años menos que algunos de los jugadores del torneo, y esa diferencia no se notó, acabando a gol por partido (4 en 4). El Werder Bremen, ahora en horas bajas, ya le ha contratado y dará el salto a Europa el próximo 1 de enero.



Yadir Meneses (Colombia): Mediapunta talentoso entre una Colombia falta de jugadores de calidad. Yadir es el sustituto natural de James. La comparación es inevitable para un chico que juega detrás del delantero, que es zurdo y que juega en el Envigado, el club que vio nacer al hoy jugador del Bayern. Meneses, que tiene como ídolo a Riquelme, figura además en la biografía oficial que realizó Nelson Padilla sobre el crack colombiano.



Roberto Fernández (Paraguay): Defensa rudo y duro, expeditivo, de los que no hacen prisioneros. Nada que ver con la familia Roberto Fernández que dio al fútbol paraguayo dos excelentes porteros. Ante la falta de defensas para la absoluta, Fernández ya ha hecho algún entrenamiento con los mayores. Es un maestro a balón parado, lo que le hace acabar las temporadas con varios goles, muchos de ellos decisivos.


Malik Karaahmet (Turquía): No se recuerda un jugador con tanto impacto en el país como este delantero desde Nuri Sahin y Arda Turan. Turquía estaba siendo el equipo que mejor sensación estaba dejando en la Eurocopa Sub17 hasta que Karaahmet y Babacan se lesionaron en semifinales. El segundo fue sustituido en el primer tiempo y el primero jugó condicionado el resto del partido. Karaahmet salió del Eintracht Frankfurt este verano para unirse al Karlsruher de Tercera, donde podría evolucionar más que en el filial del equipo de Bundesliga.

Takefusa Kubo (Japón): Uno de los mayores atractivos del torneo. El elegido. Kubo, formado en la Masía (y que posiblemente vuelva al Barcelona cuando cumpla la mayoría de edad), jugó el Mundial Sub20 hace unos meses, pese a ser cinco años menor que el resto. Y fue el mejor jugador de su equipo junto a Ritsu Doan (Groningen). Kubo debutó en Primera División de Japón con 15 años, siendo el jugador más joven en hacerlo. Es un delantero asociativo, que se mueve bien entre líneas, que gusta de bajar a recibir y de caer a banda. También, en parte, porque con sus desventajas físicas se las tiene que ingeniar para entrar en juego. Cuando coge la pelota y consigue darse la vuelta o tener visión de campo, el peligro está asegurado.

Kubo, con Japón Sub20 / Lukas Schulze/Getty Images
Gastón Zúñiga (Chile): Carrilero largo de mucho recorrido, personalidad y potencia. Sus llegadas desde atrás son un peligro continuo para el rival. Suyo fue el gol que le dio a Chile la clasificación al Mundial. En pleno festejo llamó al técnico de su club, O'Higgins, y le pidió una oportunidad con el primer equipo. No es esta Chile un club de individualidades, sino de conjunto, pero Zuñiga, que acabó como máximo artillero del equipo en el Sudamericano, es una de las amenazas para cada rival.

Amine Gouiri (Francia): Que te comparen con Antoine Griezmann nunca puede ser negativo. Y eso es lo que le sucede al punta del Olympique de Lyon y de la Selección de Francia. Gouiri fue el máximo goleador de la Eurocopa Sub17 celebrada en verano, con ocho tantos, y empató con su compatriota Edouard en la cifra como la máxima alcanzada solo en una Fase Final. Gouiri es eléctrico, rápido, impredecible. Un jugador muy vertical. No ha empezado bien la temporada, pero volver a jugar con la selección francesa, con la que sale a casi gol por partido podría liberarle de presión y devolverle a su mejor nivel.

Gouiri, con el O. Lyon /
 JEAN-PHILIPPE KSIAZEK/AFP/Getty Images

Yacine Adli (Francia): El mediocentro de Francia llama la atención simplemente con su sola presencia. Alto, espigado y con una cabellera mezcla de Rabiot y de Fellaini, Adli es un jugador que de primeras ya entra por los ojos. Su amplia zancada le permite abarcar mucho campo y salir de las líneas de presión con un simple cambio de ritmo o un giro sobre sí mismo. Adli, que pertenece al PSG y entrena a menudo con el primer equipo, es uno de los pilares sobre los que se asentan los galos.

Lincoln (Brasil): Sin Vinicius Jr., todas las miradas en Brasil recaen en Lincoln, delantero que viene de ser el segundo máximo goleador en el Sudamericano de la categoría. Más corpulento que sus compañeros de ataque, un 9 de garantías, Lincoln ha sido siempre el hombre referencia y el máximo artillero en los equipos en los que ha jugado. Tiene sangre fría dentro del área y le gusta mucho caer a las bandas para recibir o abrir espacios.

Alan Souza (Brasil): El motor de Brasil. Pequeño, menudo, escurridizo. Recuerda al Coutinho que pasó por estas categorías. Con la alegría ofensiva de Brasil y la superioridad de la canarinha en según qué partidos acabará el torneo arriba entre los goleadores, pese a no serlo. Forma junto a Lincoln y Vinicius Jr. un triángulo ofensivo imparable, pero ante la ausencia del segundo, ahora deberá dar un paso adelante. Ya se le relaciona con el Real Madrid, tras el fichaje de Vinicius.

Alan, con Brasil / SEP





miércoles, 6 de septiembre de 2017

Jugadores que terminan contrato en 2018

LISTA COMPLETA DE LAS MEJORES LIGAS



Jugadores que terminan contrato el 30 de junio de 2018. Se puede negociar libre por ellos desde el 31 de diciembre de 2017.


Los jugadores que han renovado tras la creación de esta lista figuran tachados.

Actualizado a 12 de octubre de 2017



Liga Española:
-Real Madrid: Isco, Marcos Llorente, Hakimi.
-FC Barcelona: Iniesta, Messi.
-Atlético de Madrid: Torres, Gabi, Moyá, Siqueira (libre), Juanfran.
-Valencia: Vezo, Robert Ibáñez.
-Sevilla: Carriço. Krohn-Dehli,.
-Real Sociedad: Xabi Prieto, Carlos Martínez, Canales, Toño.
-Athletic: Kepa, Exteita, Beñat, Rico, Saborit, Bóveda, Aduriz, Sola, Aketxe, Unai Núñez, Vesga.
-Villarreal: Bonera, Rukavina, Barbosa, Rodrigo.
-Málaga: Chory Castro, Miguel Torres.
-Espanyol: Sergio García, Diop, Pau López.
-Levante: Pedro López, Postigo.
-Celta: Sergio Álvarez.
-Girona: Amegat, Bono, Granell, Gorka.
-Deportivo de la Coruña: Navarro, Bruno Gama, Luisinho, Arribas, Rubén.
-Alavés: Alexis, Manu García, 
-Leganés: El Zhar, Omar, Mantovani, Morán, Guerrero, Szymanowski, 
-Betis: Joaquín, Nahuel, Daní Giménez.
-Las Palmas: Momo, Davíd García, Javi Castellano, Míchel, Hernán, Borja Herrera.
-Getafe: Molinero, Lacen, Molina, Yoda, Guaita, Sergio Mora, Cala, Damián Suárez, Gorosito, Jiménez.
-Eibar: Riesgo, Ramis, Pedro León, Lombán, Junca, Dani García, Inui, Charles

Liga Inglesa:
-Manchester United: Carrick, Young, Ander Herrera, Ibrahimovic, Blind, Mata, Shaw, Fellaini.
-Chelsea: Delac, Eduardo, Caballero.
-Manchester City: Yaya Touré, Fernandinho.
-Arsenal: Joel Campbell, Alexis, Özil, Mertesacker, Wilshere, Cazorla, Macey.
-Liverpool: Emre Can.
-Tottenham: Vorm.
-Leicester City: Huth, Morgan, Hamer.
-Everton: Lennon, Joel, Barkley.
-Southampton: Rose, Taylor, Gardos, Pied.
-Burnley: Marney, Ward, Arfield, Ulvestad.
-West Ham: Collins, Sakho, Henry.
-Stoke City: Glen Johnson, Crouch, Diouf, Haugaard, Adam.
-Newcastle: Dummett, Haidara, Gámez, Krul.
-Swansea: Ki, Gorré, Britton, Rangel, 
-Huddersfield: Whitehead, Cranie, Green.
-Watford: Watson, Holebas, Britos.
-West Bromwich Albion: Barry, Brunt, Myhill, McAuley, Yacob, Morrison.
-Brighton: Bjordal. Hunemeier, Maedpaa, Sidwell, Rosenior, Bong, Bruno, Hemed.
-Crystal Palace: McArthur, Ladapo, Speroni, Cabaye, Delaney, Sako, Kelly, Ward, Hennessey, Lee.
-Bournemouth: Pugh, Wiggins, Boruc.


Liga Italiana:
-Juventus: Thiam, Barzagli, Asamoah, Lischteiner, Buffon, Chiellini.
-Nápoles: Maggio, Rafael, Zuñiga, Reina, Ghoulam.
-Roma: Lobont.
-Inter de Milán: Miranda, Berni, Santon.
-Fiorentina: Badelj, Rebic.
-AC Milan: Mastour, Paletta, Storari.
-Lazio: Marchetti, Djorjeviv, De Vrij, Guerrieri.
-Udinese: Bizarri, Maxi López, Halfredsson, Bubjnic, Bochniewicz.
-Sassuolo: Cannavaro, Peluso, Pegolo, Biondini, Consigli, Gazzolla, Matri, Mazzitelli, 
-Sampdoria: Barretto, Tosso.
-Genoa: Rigoni, Palladino, Veloso, Spolie, Cofie, Zima, Laxalt, Bertolacci, Rosi, 
-Chievo Verona: Pellissier, Sorrentino, Cesar, Gobi, Hatemaj, Rigoni,  
-Torino: Burdisso, Molinaro, Gustafson, Moretti.
-Benevento: Cicereti, Lucioni, Del Pinto, Antei.
-Atalanta: Dramé, Rossi, Massiello. 
-SPAL: Schiavon, Floccari, Cremonesi, Marchegiani.
-Bolonia: Maietta, Da Costa, Torosidis, Palacio.
-Crotone: Cuomo, Cordaz, Izco, Viscovo, Barberis, Stoian.
-Hellas Verona: Cerci, Copolla, Albertacci, Zucilini, Cáceres
-Cagliari: Rafael.


Liga Alemana:
-Bayern Múnich: Robben, Ribery, Rafinha, Ulreich, Dorsch, Benko, Fruchtl.
-Borussia Dortmund: Reimann, Subotic, Weidenfeller.
-Schalke 04: Meyer, Goretzka, Nubel, Naldo.
-Bayer Leverkusen: Yurchenko, Frey, Kiessling (se retira)
-Wolfsburgo: Grun, Zigele, Jung.
-Borussia Monchengladbach: 
-Hoffenheim: Stolz, Polanski, Uth.
-Friburgo: Klandt, Guedé, Schuster, Neidermeier, Kempf, Stanko.
-Hamburgo: Hunt, Muller, Schipplok, Thoelke, Diekmeier, Sakai, Holtby, Hirzel.
-Mainz: Klement, Balogun, De Blasis, Jairo, Costly.
-Eintracht Frankfurt: Medojevic, Meier, Hasebe, Hradecky.
-Herta Berlín: Stocker, Pekarick, Schieber, Haraguchi.
-Leipzig: Coltorti, Kaiser, Palacios.
-Stuttgart: Insúa, Badstuber, Zimmermann, Grahl
-Werder Bremen: Junuzovic, Sané, Zetterer, Drobny, Bargfrede, Hajrovic.
-Augsburgo: Callsen-Bracker, Gelios, Ji, Jancker, Kacar, Hitz, Hinteeregger, Thommy.
-Hannover 96: Benschop, Karaman, Prib, Bahre. 
-Colonia: Muller, Maroh, Lehmann, Pizarro.


Otras Ligas:

-Joao Moutinho (Mónaco)
-Thiago Motta (PSG)
-Ben Arfa (PSG)
-Alessane Plea (Niza)
-Mario Balotelli (Niza)
-Koziello (Niza)
-Contento (Burdeos)
-Toulalan (Burdeos)
-Luan (Gremio, termina el 17-9-2018)
-Lucas Lima (Santos, termina el 31-12-2017)
-Oguzhan Özyakup (Besiktas)
-Nigel De Jong (Galatasaray)
-Balta (Galatasaray)
-Donk (Galatasaray)
-Van Persie (Fenerbache)
-Aboubakar (Oporto)
-Diego Reyes (Oporto)
-Casillas (Oporto)
-Iván Marcano (Oporto)
-Luisao (Benfica)
-Eliseu (Benfica)
-Bryan Ruiz (Sporting Portugal)
-Anyukov (Zenit)
-Zhirkov (Zenit)
-Criscito (Zenit)
-Vida (D. Kiev)
-Wernbloom (CSKA)
-Natcho (CSKA)
-Bernard (Shakthar)
-Sergio Sánchez (Rubin Kazan)
-Farfan (Lokomotiv)
-Amin Younes (Ajax)
-Huntelaar (Ajax)
-Adam Maher (PSV)
-Vlaar (AZ)
-Emanuelson (Utrecht)
-Gignac (Tigres)
-Javier Aquino (Tigres)
-Marco Ruben (Rosario Central)
-Gio Moreno (Shanghai Shenhua)
-Caulker (QPR)
-Abel Hernández (Hull City)
-Scott Brown (Celtic)




viernes, 1 de septiembre de 2017

Lautaro Martínez, el nueve del futuro sudamericano

Lautaro Martínez, en un duelo ante
River Plate/ALEJANDRO PAGNI/AFP/Getty Images
"Lautaro Martínez va a ser la mejor venta de la historia de Racing". Así lo resume en una frase Víctor Blanco, presidente de Racing de Avellaneda, propiedad del jugador. Hasta la fecha, ese título lo ostenta Marcos Acuña, recién salido al fútbol portugués por 10 millones de euros. Dos más cuesta Lautaro, 12, según acordaron el propio Víctor Blanco y Roly Zárate, agente del jugador. En el club de Avellaneda esperan en 15 días a los dirigentes del Atlético de Madrid, que ofrece 11, y es el mejor colocado para llevarse a un delantero que también siguen el Mónaco y el Arsenal y sobre el que el Valencia tiene una opción preferencial. Su marcha, eso sí, no sería hasta junio de 2018.

Y es que Argentina vive una época de bonanza de jugadores juveniles en los últimos años. Un gran porcentaje de ellos, eso sí, no consigue aclimatarse al fútbol europeo. Quizás por las exigencias preestablecidas o por el gran salto que hay en términos de nivel futbolístico entre su juego y el que se practica en las mejores ligas del viejo continente. Pero Lautaro Martínez (Buenos Aires, Argentina, 1997) parece estar hecho de otra pasta. Haber salido de la nada. Y es que el delantero de Racing ha tirado la puerta abajo sin siquiera llamar a ella. Sin previo paso por el Sub15 o Sub20, Lautaro llegó al Sub20 después de haber debutado en Primera y desde entonces la vida solo le sonríe. 

Lautaro nació y creció en Bahía Blanca, ciudad al sur de Buenos Aires y uno de los pocos puntos de todo el país donde el fútbol es secundario. Allí la pasión es el baloncesto. Por eso, a los 15 años se tuvo que decidir por un solo deporte y dejó a un lado las canastas: "Por la tele, prefiero ver el básquet que el fútbol", afirma. Quizás porque se le daba mejor. De ello se dio cuenta con 15 años, cuando debutó con el primer equipo del Club Atlético Liniers (club en el que jugaba desde infantiles), en la Cuarta División.

"Tenía apenas 15 años. Le llevamos de suplente a jugar contra Comercial. Íbamos perdiendo 0-2 y le hicimos debutar en el segundo tiempo. Habían pasado unos dos minutos, recibió su primera pelota y la puso abajo, marcando el primero. Después, el segundo gol lo fabricó él", relata Alberto Desideri, su entonces entrenador, alucinado por cómo un chico con tanta diferencia en lo físico podía aguantar de esa manera la pelota ante rivales que le doblaban en edad. En las imágenes se puede ver a un chico al que todos sacan una cabeza, con un corte de pelo que para nada pasa desapercibido pues lleva una franja rapada al 0 en el centro y pelo largo a los lados (costumbre en Argentina como broma bienvenida de los jugadores más veteranos a los nóveles). 

Poco tiempo más estuvo en Liniers, donde hoy aún juega su hermano mayor. La selección de la ciudad de Bahía lo introdujo en 2013 para el Torneo Nacional Sub17, donde se miden los combinados de los chicos más destacados de cada ciudad. Él, un año menor que el resto, fue la figura del equipo, llegando a la final con Rosario, donde perdieron en penaltis. Quiso la casualidad que uno de los entrenamientos con el seleccionado se diera justo en el mismo campo en el que Racing de Avellaneda estaba haciendo pruebas a futuros jugadores. Los técnicos del club decidieron quedarse a ver la práctica y ahí Martínez deslumbró a Fabio Rodaelli, entonces entrenador del Reserva. Semanas después, Lautaro ya era jugador de Racing de Avellaneda empezando su nueva vida al estrellato. Liniers, por cierto, se guardó un 20% de su pase.

Pero la vida en Racing no fue sencilla al principio. El delantero, a quien apodan Toro por su físico y por su bravío, amagó con volver a casa muchas veces. Echaba de menos a su familia, sentía la necesidad de estar con sus hermanos, con quienes la complicidad era innata. Hasta que emergió la figura de Braian Mansilla, quizás su mejor amigo en la plantilla, el que le hizo la vida más placentera. Y todo comenzó a ir mejor. Así lo aseguran los 53 goles en 64 partidos anotados con las categorías inferiores del club, cifras entendidas casi como récord, pues el apartado estadístico de Racing, como su cantera hasta hace bien poco, es un absoluto caos y no existen datos fiables para corroborar si tiene los mejores registros de la historia del club.

El debut con el primer equipo le llegó en noviembre de 2015, con 18 años recién cumplidos, en un partido ante Crucero sustituyendo a Diego Milito.Y desde entonces, el chico que se fija en Luis Suárez y tiene como referente a Radamel Falcao no ha dejado de crecer. En 2016 fue elegido mejor jugador y máximo goleador del Torneo Internacional L'Alcudia, donde Argentina cayó en la final ante España. Ahí el Real Madrid estuvo cerca de ficharlo para el Castilla, pero Racing supo reaccionar y ató al delantero con un buen contrato profesional. 

La lesión de Lisandro López y la retirada de Diego Milito le dieron las alas necesarias para crecer y arrancar la temporada 2016-17 de manera esperanzadora. Tanto, que recibió la llamada de Argentina para el Sudamericano Sub20, donde pese al mal papel de la selección, pudo alzarse con el premio al Máximo Goleador (compartido con Cabezas, Amaral y Marcelo Torres). A su vuelta a Argentina, en el mes de febrero, ya era imparable. Había desplazado a Lisandro como ariete referencia y Racing subía puestos en la tabla como la espuma. 

Pero a finales de abril llegó el mazazo para el club, porque su killer se tuvo que marchar al Mundial Sub20. En el amistoso previo al torneo, en la disputa de un balón contra el portero de Vietnam, sufrió un fuerte golpe que le provocó la fisura de la tráquea. Descartado de primeras para la cita mundialista por los médicos, la fuerza de voluntad y capacidad de recuperación del chico le hicieron estar al final con sus compañeros para el torneo. Dicen de él que es muy profesional, que tiene la cabeza muy bien amueblada y que cuida mucho su físico. Que no hace tonterías ni tiene problemas con los excesos, que tiene los pies en el suelo y que por eso se ha adaptado tan bien al profesionalismo: tiene hambre y la mente puesta en un objetivo.

Lo cierto es que por momentos peca de novato, de sobre-excitación desmedida y por eso nada más debutar en el Mundial se fue a la calle. Un codazo en la disputa del balón que no vio el árbitro pero sí el VAR le amargó el primer partido oficial con la celeste en el torneo. Algo parecido, por cierto, le pasó en su tercer partido con Racing, cuando ante Argentinos Juniors vio dos tarjetas amarillas en tres minutos. "No me volverá a pasar algo así", decía entonces, claramente enfadado y decepcionado consigo mismo.

Con 20 años recién cumplidos, el Toro destaca por su buena movilidad en el área y por su olfato. Los goles se le caen de los bolsillos y parece estar siempre bien colocado para ello. En apenas 1200 minutos como profesional ha logrado 10 tantos, lo que da una media sencilla de un gol cada 120 minutos. Dice poco, pues el muestreo de tiempo jugado es escaso para hacer una valoración general, pero a la vez, es notorio que en tan poco tiempo en la élite un jugador se haya adaptado tan bien al profesionalismo

Lautaro destaca por su determinación e inteligencia, llamativas a su edad. Posee un potente disparo con la pierna derecha y va muy bien de cabeza. Suele ser bastante efectivo y acertado en la toma de decisiones y son todas características que le hacen ser un valor futurible en el fútbol europeo aunque deberá tener cuidado con la adaptación a una de las mejores Ligas del mundo. El éxito no siempre llega. No todos se acomodan y el desnivel al cruzar el charco para algunos es insalvable.

Lautaro Martínez está considerado el jugador Sub20 más prometedor del continente, en una lista elaborada por Pasión Fútbol, donde ya aparecieron en su día los nombres de Neymar, Pato o Agüero, entre otros. A día de hoy sigue lesionado, pues se rompió un dedo del pie y fue intervenido hace meses, aunque ya afronta el tramo final de su recuperación. En Argentina consideran que puede ser uno de los jugadores llamados a liderar el cambio para el ataque y ser la referencia arriba, toda vez que Higuaín a día de hoy no cuenta, que la situación de Agüero está en entredicho y que Icardi es una montaña rusa. 

El Atlético de Madrid lidera la carrera por hacerse con el jugador. El Valencia tiene una opción preferencial desde el fichaje de Rodrigo De Paul, pero parece imposible que el fichaje se le escape al club rojiblanco. "El Atlético hizo una oferta por un importe superior a la cláusula y el fichaje está cerrado en un 99%", señala Roly Zárate, su agente desde que tiene 16 años. "El Atlético lo quería para enero, pero Lautaro nos ha pedido seguir hasta junio", continúa, porque el chico quiere minutos y sueña con ir al Mundial 2018. El Atlético irá en dos semanas en Buenos Aires para cerrarlo. Al menos, en Avellaneda eso aseguran. 


martes, 1 de agosto de 2017

Federico Chiesa, hijo de Enrico

Federico Chiesa / Gabriele Maltinti / Getty Images
Ser hijo de un futbolista que tuvo siempre el listón alto es un hándicap para aquel que se quiere ganar la vida con el mundo del balón. Seguir los pasos de un padre que fue uno de los delanteros más peligrosos del Calcio dos décadas atrás pone siempre al nuevo futbolista en el candelero de las críticas y su zona natural, hasta que el tiempo pasa para demostrar cómo es uno, es el ojo del huracán. ¿Será realmente bueno o estará ahí por enchufe?

Eso es lo que le ha pasado a Federico Chiesa (Genoa, 25 de octubre de 1997), hijo de Enrico, en su carrera hasta que hace un año Paulo Sousa le dio la alternativa y le hizo debutar con el primer equipo de la Fiorentina. Fue en la jornada inaugural de la Serie A, lo hizo como titular ante la campeona Juventus en un partido que siempre es especial para el club viola. Es el derbi de los derbis, si bien no regional o geográfico, sí en términos de rivalidad histórica deportiva. 

Federico cuajó una actuación tímida y sinceramente no destacó. Fue el damnificado y se quedó en la caseta de vestuarios en el descanso. No había sido un debut de ensueño, pero sí algo para al menos dar ese primer paso y romper el cascarón. Enrico Chiesa marcó goles allá donde fue: Parma, Sampdoria, Fiorentina, Siena, Lazio, Modena... Aunque fue en el equipo violeta donde logró su mayor cantidad de tantos y lo que es mejor, en menos partidos. Un ratio altísimo. Tampoco se quedó corto con la camiseta de la selección y logró ganar títulos con equipos no acostumbrados a ello. ¿Estaría su hijo allí solo por lo que fue su padre?

Por todo eso, Federico Chiesa tenía que hacer más del doble que los demás para tener menos reconocimiento. En el primer tramo de la temporada, Sousa le fue brindando pocos minutos. Para Navidad, su explosión fue tal, que se adueñó por completo de la banda derecha y mandó a un Bernardeschi que era dueño y señor de todo lo que se originaba en Florencia a la mediapunta. Los Federicos empezaron a hacer de las suyas y su asociación fue clave en una temporada que fue una montaña rusa y que salvó su binomio. Ahora, sin Bernardeschi, en Turín, sin Ilicic, en Atalanta, sin Tello, en el Betis y en una plantilla que se ha quedado coja, que ha perdido a todos sus puntales y que previsiblemente también prescindirá de Kalinic y Badelj, es el momento en el que Chiesa tiene que dar un paso adelante y ser el jugador diferencial. Difícil y quizás demasiada responsabilidad para un jugador tan joven. Pero son lentejas. No hay mucho más.

La situación le llega muy pronto, apenas con 19 años, pero su primer gran año en la élite invitan a pensar en lo mejor a título individual, toda vez que el equipo en su conjunto se cae a cachos y se debe preparar para un año difícil y peligroso. Federicho Chiesa es un jugador de banda, preferiblemente derecha. Es un extremo de los que ya no abundan, de los que tienen el desborde y el regate por bandera, de los que son capaces de acelerar siempre con una marcha más, de conducir la pelota con la cabeza gacha y levantarla solo en el momento decisivo. En cierto modo recuerda al Joaquín que despuntó en sus primeros años en el Betis. Ese desparpajo, esa facilidad para el quiebro en el uno contra uno y ese buen pie una vez llegado a línea de fondo. Por eso sufre y pierde potencial y peligrosidad cuando le ponen a pierna cambiada.

Es un fijo en el once titular de la selección Sub21 que llegó a semifinales el mes pasado en la Eurocopa de la categoría y de seguir con está progresión no deberá tardar en dar el salto a la absoluta. En la campaña que acaba de terminar, la de su debut, jugó 36 partidos repartidos entre Liga, Copa y Europa League, en los que marcó cinco goles y dio cuatro asistencias. Quizás es ahí, en términos numéricos, donde debería dar un gran salto para ser más influyente a la larga en el equipo que esta temporada entrena Pioli. Todo sería más fácil para él si se hubiera quedado Paulo Sousa, que tenía un sistema idóneo para él. Ahora, con el nuevo técnico, deberá ganarse los galones, nada sencillo para agradar a alguien que en su carrera ha demostrado tener cierta preferencia por la veteranía y los jugadores experimentados. Sea como fuere, Federico, hijo de Enrico, es a día de hoy la única esperanza de la Fiorentina y uno de los mejores proyectos que tiene el fútbol transalpino. Que no nos sorprenda si el verano que viene es protagonista de uno de los grandes culebrones. Esto va así.

jueves, 8 de junio de 2017

Eurocopa Sub21: Equipos, jugadores, ausentes, favoritos...

Italia y España, las selecciones con más entorchados, con cinco y cuatro respectivamente, llegan a Polonia con el cartel de claras favoritas. La nómina de ambos seleccionadores es envidiable y muchos se han caído desde la absoluta para ayudar al club inferior a conseguir el trofeo final. Así, tenemos goleadores en Primera, campeones de Champions League y jugadores con un futuro terrible, pero un presente consolidado. Por eso, el once de ambos conjuntos presenta dos alineaciones repletas de jugadores titulares en las mejores ligas del mundo. Un poco por detrás aparece Alemania, quizás con algunas mermas en según qué posiciones del campo. Más atrás, Inglaterra, que viene de hacer un verano apasionante en tanto en cuanto a selecciones inferiores se refiere, y Serbia, aún vigente campeona del Mundial Sub20 que tiene muchas bajas respecto a ese equipo que hace dos años conquistó el universo.

Hace dos años, la fase final fue algo descafeinada. Suecia, liderada por el celtista Guidetti, se llevó el título en la tanda de penaltis tras imponerse a una Portugal que tenía los mejores nombres del torneo. Ambos equipos han renovado casi la totalidad de sus plantillas y, salvo milagro, no tendrán opción alguna en esta nueva edición. Repiten algunos protagonistas como Horta y Tibbling, pero sus selecciones están muy lejos de las favoritas.

España ganó las dos ediciones anteriores a la última. Es decir, la penúltima y la antepenúltima, y buscará el éxito para alcanzar a Italia como equipos con más títulos Sub21. La selección de Albert Celades es envidiable y seguirá la misma tónica de los últimos torneos y seguirá el patrón de la absoluta: Toque, posesión, ocasiones y muchos goles cuando se pueda. Los 23 jugadores de la lista juegan en la Primera División de las mejores Ligas del mundo y algunos como Saúl, Deulofeu o Asensio han jugado ya con los mayores. La profundidad de banquillo es envidiable y es quizás la mejor arma de una selección que tendrá muchísimas variables distintas, que tan necesarias son en este tipo de torneos, tan cortos y con tanta carga de partidos. Hacer alineaciones ideales puede ir en vano en este caso. La diferencia entre titulares y suplentes es en muchos casos escasa

España
No obstante, sí parecen fijos Kepa en la portería, Bellerín en un costado y Vallejo en el eje de la zaga. El del Eintracht de Frankfurt ha sido una de las revelaciones de la Bundesliga, mientras que el del Arsenal lleva ya años compitiendo al máximo nivel. Saúl, como jefe en la medular, acompañado en las bandas por Asensio y Deulofeu, el veterano del grupo. La punta parece será de Sandro, el delantero del Málaga que tiene su destino apalabrado con el Atlético de Madrid. Y Ceballos, auténtico líder del Betis, tendrá minutos de importancia. La competencia es tal, que puntales hasta ahora como Óliver Torres o Manquillo y jugadores como Ayoze Pérez se han quedado a las puertas.

Italia
Nada tiene que envidiar Italia de la roja. La Azzurra, histórica dominadora de la categoría, ha preparado una nómina similar a la Española, con jugadores contrastados, con un once de tipos protagonistas en la Serie A esta temporada. Bernardeschi es sin duda el mejor de la generación, junto al ya veterano Donnarumma bajo los palos. El guardameta imbatible del Milan estará flanqueado por una defensa de altura. Conti, en el lateral derecho, ha sido uno de los mejores jugadores en su posición esta campaña. Rugani, que aprende tras la estela de la BBC de la Juventus y Caldara, que será su compañero en Turín la próxima década. En el centro del campo habrá golpes para hacerse con un puesto. El milanista Locatelli y el interista Gagliardini han llegado con fuerza y serán la pareja de interiores de Cataldi. Arriba, la pólvora. Berardi, Bernardeschi, Petagna, Chiesa y Cerri, eterno nueve de las categorías inferiores. 

En un segundo escalón se encuentra Alemania. A la selección teutona le falta algún nombre, porque Low así lo ha querido por la Confederaciones, y otros que nadie esperaba como Passlack (el mejor jugador de futuro del país) y Aymen Barkok, la sensación del Eintracht esta campaña que ha ido de menos a más y ha terminado siendo clave. También Stendera, que ha visto su progresión cortada tras estar todo el año lesionado de la rodilla. La Mannschaft presenta un once de garantías, aunque su banquillo deja algo más que desear. No obstante, el gen competitivo que les caracteriza, les hace siempre estar en la nómina para conseguir el título que lograron hace cuatro ediciones.

La experiencia de la defensa, así como la de jugadores como Arnold, más el desparpajo de Meyer, la jerarquía de Dahoud o la imprevisibilidad de Gnabry hacen de Alemania un equipo a tener en cuenta. De que Selke esté entonado, porque es un delantero absolutamente de rachas, dependerán gran parte de sus opciones en Polonia.

Alemania

Mención aparte merece Inglaterra. Los pross llevan un verano de ensueño a nivel de selecciones inferiores. Ha tenido presencia en todos los torneos celebrados. Perdió la Eurocopa Sub17 en el tiempo de descuento (y posteriormente en los penaltis), está clasificada para las semifinales del Mundial Sub20 y el mes que viene es una de las selecciones favoritas al Europeo Sub19. Para la cita de Polonia, no estarán ni Loftus Cheek ni Patrick Roberts, dos bajas muy sensibles. La defensa tendrá dos puntales gunner, como Holding y Chambers, mientras que los jugadores del Chelsea Abraham, Baker y Chalobah serán la columna del equipo. La experiencia de Redmond y Gray y el desparpajo y de Grealish, las mejores armas en ataque.

Inglaterra
También hay que poner en liza a la selección de Serbia. Aún vigente campeona del Mundo Sub20, hasta que termine la cita que se está disputando ahora en Corea, los balcánicos presentan una nómina muy competitiva aunque posean algunas bajas importantes respecto a la selección que consiguiera el título hace dos años. En la portería, la transición dulce ha pasado de Rajkovic a Vanja Milinkovic-Savic (hermano de Sergej) y es quizás donde menos diferencias habrá, junto a la medular. La defensa sigue casi intacta y solo falta Babic. Antonov y Veljkovic sobreviven de aquel equipo, mientras que Gajic ha subido su nivel.

En el centro del campo, todo dependerá de la situación de Sergej Milinkovic-Savic. El del Lazio sigue el tira y afloja con su club, que es reacio a que acuda al torneo y las noticias sobre si jugará o no cambian cada día. La última hora es que sí, que entra en la lista de convocados, pero la decisión, pese a ser oficial, no es definitiva ni mucho menos. Sí que estará Maksimovic, capitán, fichaje de futuro del Valencia. Igual que en los costados repetirán Zivkovic y Gacinovic. El primero, que parecía se iba a comer el mundo, no ha tenido suerte esta temporada en el Benfica. El segundo, tapado por el primero, ha ido de menos a más y es un puntal del Eintracht de Frankfurt. La vida al revés. En la delantera, ni Saponjic ni Mandic ni Jovic. En su lugar estará Uros Djorjevic, delantero del Partizán, que no cuajó ni en el Vitesse ni en el Palermo y esta temporada ha marcado casi 30 goles entre Liga y Copa.

Serbia

Sueña Portugal con repetir la hazaña que consiguieron los mayores el verano pasado en Francia. Para ello, Renato Sanches y Rubén Neves lideran una selección en la que no está André Silva, ya consolidado en la absoluta. Rubén Semedo, recién fichado por el Villarreal y Diogo Jota, del Atlético, son dos de los atractivos de una selección que a priori no debería tener opciones al título final.

Sí que estaré, por parte de República Checa, Patrik Schick. El de la Sampdoria fue el máximo goleador en la fase de clasificación y este año ha irrumpido con fuerza en el Calcio en la segunda parte de la temporada. Tanto, que se rumorea que su fichaje por la Juventus es ya un hecho. Su selección no le acompaña en cuanto a calidad, pero tener un jugador tan superior en estos torneos siempre es una gran baza.

Será un torneo algo descafeinado, eso sí, por lo que podía haber sido y no fue. Mientras las mejores selecciones llevan a sus mejores jugadores, el Nápoles no le ha permitido a Polonia dar un salto de nivel en su plantilla, al impedir las convocatorias de Zielinski y Milik, que querían estar en la cita celebrada en su país. Marcus Rashford tampoco estará con Inglaterra, pues Mourinho hizo fuerza para que el chico dé el salto definitivo con la absoluta y en la nómina de Suecia no estará Isak, que ha rechazado él mismo acudir a la cita. Parece que su decisión es la de ir al Europeo Sub19, donde puede ser una figura mejor que aquí.

Por España, jugadores como Óliver Torres y Munir se han quedado fuera a última hora por la alta competitividad de la plantilla y lo difícil de ganarse un puesto, mientras que Kasper Dolberg, estrella del Ajax, tampoco estará con Dinamarca. Alemania, por su parte, ha presentado novedades extrañas en la lista. Se soñaba con que acudiera Felix Passlack, pero el capitán de la Sub19 tendrá que ejercer como tal el mes que viene, igual que Aymen Barkok, que a sus 18 años ya ha completado una temporada a gran nivel en Bundesliga.

miércoles, 7 de junio de 2017

Eurocopa Sub21 (2017): Listas confirmadas

GRUPO A

-Polonia:
Porteros: Bartłomiej Drągowski (ACF Fiorentina), Maksymilian Stryjek (Sunderland FC), Jakub Wrąbel (Olimpia Grudziądz).
Defensas: Jan Bednarek (Lech Poznań), Krystian Bielik (Birmingham City FC), Paweł Dawidowicz (VfL Bochum), Jarosław Jach (Zagłębie Lubin), Paweł Jaroszyński (Cracovia), Tomasz Kędziora, (Lech Poznań), Igor Łasicki (Carpi FC), Przemysław Simiński (Wisła Płock)
Medios: Adam Buksa (Zagłębie Lubin), Przemysław Frankowski (Jagiellonia Białystok), Bartosz Kapustka (Leicester City), Jarosław Kubicki (Zagłębie Lubin), Karol Linetty (UC Sampdoria), Patryk Lipski (Sin equipo), Łukasz Moneta (Ruch Chorzów), Radosław Murawski (Piast Gliwice)
Delanteros: Dawid Kownacki (Lech Poznań), Jarosław Niezgoda (Ruch Chorzów) Krzysztof Piątek (Cracovia), Mariusz Stępiński (FC Nantes).
Principales ausencias: Arkaduisz Milik, Piotr Zielinski.

-Eslovaquia:
Porteros: Adrián Chovan (AS Trenčín), Adam Jakubech (FC Spartak Trnava), Marek Rodák (FC Fulham).
Defensas: Lukáš Skovajsa (AS Trenčín), Tomáš Huk, Ľubomír Šatka (obaja FC DAC 1904 Dunajská Streda), Denis Vavro, Róbert Mazáň (obaja MŠK Žilina), Branislav Niňaj (Sporting Lokeren), Martin Valjent (Ternana Calcio), Milan Škriniar (Sampdoria Janov).
Medios:  Nicolas Špalek (MŠK Žilina), Jakub Hromada, Martin Chrien (obaja Viktoria Plzeň), Jaroslav Mihalík (Cracovia Krakov), Lukáš Haraslín (Lechia Gdansk), Stanislav Lobotka (FC Nordsjaelland), Matúš Bero (Trabzonspor), Albert Rusnák (Real Salt Lake), László Bénes (Borussia Mönchengladbach).
Delanteros: Pavol Šafranko (FC DAC 1904 Dunajská Streda), Adam Zreľák (FK Jablonec), Tomáš Vestenický (Cracovia Krakov).

-Suecia:
Porteros: Tim Erlandsson (AFC), Anton Cajtoft (J Sur), Pontus Dahlberg (IFK Göteborg).
Defensas: Franz Brorsson (Malmö FF), Jacob Une Larsson (Djurgarden), Filip Dagerstål (IFK Norrköping), Joakim Nilsson (Elfsborg), Linus Wahlqvist (IFK Norrköping), Adam Lundqvist (Elfsborg,) Isak Ssewankambo (Molde), Pa Konate (Malmö FF).
Medios: Simon Tibbling (Groningen), Alexander Fransson (Basilea), Kristoffer Olsson (AIK), Muamer Tankovic (AZ), Carlos Strandberg (FC Brujas), Gustav Engvall (Djurgarden), Melker Hallberg (Kalmar), Kerim Mrabti (Djurgarden).
Delanteros: Pawel Cibicki (Malmö FF), Niclas Eliasson (IFK Norrköping), Joel Asoro (Sunderland), Amin Affane (AIK).
Principales ausencias: Alexander Isak.

-Inglaterra:
Porteros: Angus Gunn (Manchester City), Jonathan Mitchell (Derby County), Jordan Pickford (Sunderland).
Defensas: Calum Chambers (Arsenal), Ben Chilwell (Leicester City), Kortney Hause (Wolverhampton Wanderers), Rob Holding (Arsenal), Mason Holgate (Everton), Dominic Iorfa (Wolverhampton Wanderers), Alfie Mawson (Swansea City), Jack Stephens (Southampton), Matt Targett (Southampton)
Medios: Lewis Baker (Chelsea), Nathaniel Chalobah (Chelsea), Jack Grealish (Aston Villa), Will Hughes (Derby County), John Swift (Reading), James Ward-Prowse (Southampton)
Delanteros: Tammy Abraham (Bristol City), Demarai Gray (Leicester City), Jacob Murphy (Norwich City), Nathan Redmond (Southampton), Cauley Woodrow (Fulham).
Principales ausencias: Loftus Cheek, Patrick Roberts. 



                                                                       GRUPO B

-España: 
Porteros: Kepa Arrizabalaga (Athletic), Pau López (Tottenham/ING) y Rubén Blanco (Celta).
Defensas: Jonny Castro (Celta), Yeray Álvarez (Athletic), Alejandro Grimaldo (Benfica/POR), Jorge Meré (Sporting), Álvaro Odriozola (Real Sociedad), Jesús Vallejo (Eintracht/GER), José Luis Gayá (Valencia) y Héctor Bellerín (Arsenal/ING).
Medios: Mikel Merino (Borussia Dortmund/GER), Mikel Oyarzábal (Real Sociedad), Marcos Llorente (Alavés), Saúl Ñíguez (Atlético de Madrid), Carlos Soler (Valencia), Dani Ceballos (Betis), Marco Asensio (Real Madrid), Denis Suárez (Barcelona).
Delanteros: Gerard Deulofeu (Milan/ITA), Iñaki Williams (Athletic), Sandro Ramírez (Málaga) y Borja Mayoral (Wolfsburgo).
Principales ausencias: Ayoze Pérez, Óliver Torres.

-Portugal:
Porteros: Bruno Varela, Joel Pereira y Miguel Silva;
Defensas: Fernando Fonseca, João Cancelo, Edgar Ié, Ruben Semedo, Tobias Figueiredo, Pedro Rebocho y Kevin Rodrigues;
Médios: Rúben Neves, Francisco Ramos; Renato Sanches, Francisco Geraldes, João Carvalho, Bruno Fernandes.
Delanteros: Podence, Diogo Jota, Gonçalo Guedes, Iuri Medeiros, Ricardo Horta, Gonçalo Paciência y Bruma.
Principales ausencias: Rony Lopes, André Moreira.

-Macedonia:
Porteros:  Igor Aleksovski (Vardar), Damjan Shishkovski (Rabotnicki), Filip Ilikj (Gandzasar).
Defensas: Gjoko Zajkov (Charleroi, Bélgica), Darko Velkovski (Vardar), Visar Musliu (Renova), Mevlan Murati (Shkendija), Egzon Bejtullai (Shkendija), Besir Demiri (Vardar), Aleksa Amanovikj (Javor), Jovan Popzlatanov (Pelister).
Medios: Boban Nikolov (Vardar), Enis Bardhi (Újpest, Hungría) , David Babunski (Yokohama, Japón), Daniel Avramovski (Olimpija, Eslovenia), Elif Elmas (Rabotnichki), Davor Zdravkovski (Makedonija GjP).
Delanteros: Marjan Radeski (Shkendija), Viktor Angelov (Újpest, Hungría), Nikola Gjorgjev (Grasshoppers, Suiza), Filip Pivkovski (Landskrona, Hungría), Kire Markoski (Rabotnichki), Tihomir Kostadinov (Zlaté), Petar Petkovski (Vardar).

-Serbia:
Porteros: Boris Radunović (US Avellino 1912), Vanja Milinković-Savić (Lechia Gdańsk), Filip Manojlović (Crvena Zvezda).
Defensas: Milan Gajić (Bordeaux), Aleksandar Filipović (FK Vozdovac), Miroslav Bogosavac (FK Cukaricki), Vukasin Jovanović (Bordeaux), Radovan Pankov (FC Ural), Milos Veljković (Werder Bremen), Nikola Milenkovic (Partizan), Nemanja Antonov (Grasshoppers).
Medios: Andrija Zivković (Benfica), Nemanja Maksimović (FC Astana), Dejan Meleg (FK Vojvodina), Marko Grujić (Liverpool), Srdan Plavsić (Crvena Zvezda), Sergej Milinković-Savić (Lazio), Nemanja Radonjic (FK Cukaricki), Sasa Lukić (Torino), Mijat Gacinovic (Eintracht Frankfurt).
Delanteros: Aleksandar Cavrić (Slovan Bratysława), Ognjen Ożegović (FK Cukaricki), Uros Djurdjević (Partizan).



GRUPO C

-Italia:
Porteros: Alessio Cragno (Beneveto), Gianluigi Donnarumma (Milan), Simone Scuffet (Udinese).
Defensas: Antonio Barreca (Torino), Davide Biraschi (Genoa), Davide Calabria (Genoa), Mattia Caldara (Atalanta), Andrea Conti (Atalanta), Alex Ferrari (Verona), Daniele Rugani (Juventus), Nicola Murru (Cagliari).
Medios: Marco Benassi (Torino), Danilo Cataldi (Genoa), Manuel Locatelli (Milan), Roberto Gagliardini (Inter), Alberto Grassi (Atalanta), Lorenzo Pellegrini (Sassuolo).
Delanteros: Alberto Cerri (Pescara), Domenico Berardi (Sassuolo), Federico Bernardeschi (Fiorentina), Federico Chiesa (Fiorentina), Luca Garritano (Cesena), Andrea Petagna (Atalanta).

-Alemania:
Porteros: Odisseas Vlachodimos (Panathinaikos), Julian Pollersbeck (1. FC Kaiserslautern), Marvin Schwäbe (Dynamo Dresden)
Defensas: Yannick Gerhardt (VfL Wolfsburg), Gideon Jung (Hamburger SV), Thilo Kehrer (Schalke 04), Marc-Oliver Kempf (SC Freiburg), Lukas Klünter (1. FC Köln), Niklas Stark (Hertha BSC), Jonathan Tah (Bayer Leverkusen), Jeremy Toljan (1899 Hoffenheim), Mitchell Weiser (Hertha BSC).
Medios: Nadiem Amiri (1899 Hoffenheim), Maximilian Arnold (VfL Wolfsburg), Mahmoud Dahoud (Borussia Mönchengladbach), Serge Gnabry (Werder Bremen), Janik Haberer (SC Freiburg), Dominik Kohr (FC Augsburg), Max Meyer (Schalke 04), Levin Öztunali (FSV Mainz 05), Maximilian Philipp (SC Freiburg).
Delanteros: Felix Platte (Darmstadt 98), Davie Selke (RB Leipzig).
Principales ausencias: Felix Passlack, Aymen Barkok, Marc Stendera.

-Dinamarca:
Porteros: Jeppe Højbjerg (Esbjerg fB), Thomas Hagelskjær (Aarhus GF), Daniel Iversen (Leicester).
Defensas: Andreas Maxsø (FC Nordsjælland), Patrick Banggaard (Darmstadt), Jakob Blåbjerg (AaB),
Joachim Andersen  (FC Twente), Frederik Holst (Brøndby IF), Rasmus Nissen (FC Midtjylland), Mads "Mini" Pedersen (FC Nordsjælland), Jacob Rasmussen (Rosenborg).
Medios: Christian Nørgaard (Brøndby IF), Lasse Vigen Christensen (Fulham FC) Casper Nielsen (OB), Mathias Jensen (FC Nordsjælland), Emiliano Marcondes (FC Nordsjælland), Frederik Børsting (AaB),Andrew Hjulsager (Celta Vigo), Lucas Andersen (Grashoppers).
Delanteros: Mikkel Duelund (FC Midtjyllland), Marcus Ingvartsen (FC Nordsjælland), Kenneth Zohore (Cardiff City), Kasper Junker (AGF).
Principales ausencias: Kasper Dolberg.

-República Checa:
Porteros: Patrik Macej (Michalovce), Luděk Vejmola (Mladá Boleslav), Lukáš Zima (FC Janov)
Defensas: Milan Havel (Bohemians 1905), Daniel Holzer (Sparta Praha), Filip Kaša (Žilina), Michael Lüftner (Slavia Praha), Aleš Matějů (Plzeň), Stefan Simič (Mouscron), Patrizio Stronati (Mladá Boleslav).
Medios: Václav Černý (Ajax Amsterdam), Antonín Barák (Slavia Praha), Jakub Jankto (Udinese), Martin Hašek (Bohemians 1905), Tomáš Souček (Liberec), Michal Hubínek (Bohemians 1905), Jakub Nečas (Mladá Boleslav), Michal Sáček (Sparta Praha), Petr Ševčík (Liberec), Michal Trávník (Jablonec).
Delanteros: Patrik Schick (Sampdoria), Lukáš Juliš (Sparta Praha), Tomáš Chorý (Olomouc).


jueves, 1 de junio de 2017

Doan y Kubo, una pandilla de pillos nipona

Doan (7) y Kubo (20) celebran el gol marcado a Sudáfrica
Japón ha caído en el Mundial Sub20 en octavos de final. Su verdugo, Venezuela, es quizás el equipo más serio de todo el torneo hasta la fecha (junto a Inglaterra), que no pudo deshacerse de los nipones más que en la prórroga, a 10 minutos de una tanda final de penaltis que habría podido dictar una suerte diferente. Pese a la pronta eliminación, los asiáticos deben estar contentos y orgullosos, primero porque han dado la talla y segundo porque han nacido dos estrellas: Takefusa Kubo y Ritsu Doan.

Desde hace tiempo, parece que los buenos jugadores japoneses aparecen en el panorama de dos en dos. Todos cortados por un mismo patrón. Uno es mediapunta hábil, móvil, con velocidad, cambio de ritmo. El otro, que también es atacante, es más pausado, tiene más rigor, mejor último pase y gusta más de asistir que de llegar. Lo vimos con Nakata y Nakamura, pioneros, y ahora con Honda y Kagawa, que han sido menos de lo que podían llegar a haber sido. Es el turno ahora de dos imberbes, Doan y Kubo.

Ritsu Doan (16 de junio de 1998) tiene solo 18 años y ha sido el líder y el mejor jugador de esta generación de samuráis. Omnipresente, escurridizo, el chico que juega en el Gamba Osaka ha marcado tres de los cuatro goles de Japón en el torneo. Su participación en el juego ha sido vital y ha visto cómo la libertad que le otorgaban sus compañeros para rendir por donde quisiera del campo le hacía aún más peligroso. Zurdo cerrado a la hora del golpeo, no tiene ese problema a la hora de conducir y ejecutar slalons con ambas piernas. Es imprevisible, tiene buen cambio de ritmo y llega con suma facilidad desde atrás. Él es Nakata, Honda. 

Takefusa Kubo (4 de junio de 2001) ha sido el jugador más joven del torneo. A sus 15 años ha sido una de las sensaciones de la cita y, aunque ha sido siempre parte del banquillo, cada vez que el entrenador ha querido verle en el campo, a Japón le ha cambiado el gesto. Le sucedió en el debut, cuando Japón iba cayendo por 1-0 y nada más entrar el chico generó los dos goles que dieron la vuelta al marcador. Su juego es más pausado, entre líneas, y no busca ganar, de momento, el cuerpo a cuerpo que sabe tiene perdido ante chicos cinco años mayores (y mucho más desarrollados) que él. Él es Nakamura, Kagawa.

Kubo fue parte de la Masía del FC Barcelona hace no mucho, cuando el chico y sus padres vivían en España. Ahora, en las filas del FC Tokyo, se ha convertido en el jugador más joven en jugar en la Primera División de Japón. El club catalán quiere recuperarle, pero la prohibición FIFA de fichar menores se lo impide por el momento. Doan fue uno de los chicos más jóvenes en jugar en Primera División y el año pasado el PSV llegó a un acuerdo para hacerse con sus servicios, pero la mano dura que está aplicando la FIFA en estos casos echó para atrás a los holandeses. Al final se quedó, y en los apenas 500 minutos que lleva como profesional, ya ha marcado cuatro goles.

Juegan a un toque, rápido, casi sin mirarse. No les hace falta. Tienen esa complicidad de quien parece llevar una década jugando juntos. Son dos chiquillos que se divierten en el parque con la sonrisa de oreja a oreja. Como suele suceder en esto del fútbol asiático, calidad y técnica les sobra a raudales. Otra cosa es la táctica y la fortaleza tanto física como mental, la gran barrera y el escollo principal que impide a la selección de Japón, año tras año, hacer gestas mejores en los Campeonatos del Mundo. De su adaptación rápida al fútbol europeo, de su regularidad en este y de su acierto a la hora de fichar por un club del viejo continente nacerá el dónde está su límite. No lo tendrán fácil, la historia así lo dice. Son muchos, mejores que ellos además, los que se han quedado en el camino.